11 Consejos para elegir a tu Fotógrafo.
 

 

En tu búsqueda encontrarás una oferta amplia de fotógrafos independientes, estudios y agencias. Esto puede complicar la decisión de a quien vas a confiar la responsabilidad de tomar tus fotografías. Esta guía está hecha para ayudarte en el proceso de elegir el fotógrafo ideal para tu boda, evento o sesión.

1. Elije solo lo que les gusta.

Este punto puede parecer obvio, pero debes apelar a la mesura y considera sólo los portafolios que se adecuen a tu gusto y descartar las opciones que no lo hacen. Un estilo sencillo y elegante siempre será mejor, permanecerá vigente y atractivo por mucho más tiempo, y tendrás la ventaja de que será mucho más fácil hacer ediciones en un futuro a tus fotos que con fotografías que fueron editadas profundamente.

  Credito: Possing App

Credito: Possing App

2. La relación con tu fotógrafo.

Este es uno de los puntos más importantes. La labor de tu fotógrafo va más allá de solo tomar buenas fotos. Tu fotógrafo será uno de los pocos asistentes que te estará acompañando durante todo el evento y tendrá pase de primera fila a los momentos más importantes. Es importante que haya una relación de confianza entre tú y tu fotógrafo donde te sientas libre de hacer cualquier pregunta y hablar clara y directamente de tus expectativas e ideas.

Agrega una cita en tu agenda con los fotógrafos que estás considerando, y en el caso de los estudios, pregunta si es posible conocer al fotógrafo que asignarán a tu evento. Entabla una relación clara y de confianza entre cliente y proveedor. Esto también es de gran ayuda para tu fotógrafo pues es su oportunidad para conocerte y entender que te gusta y que no. De igual forma será de ayuda para ti pues te sentirás mejor trabajando con alguien que conoces de antemano.

Que tan bien te relaciones con el fotógrafo debe ser un factor a tomar en cuanta antes de tomar la decisión final.

3. Actitud y servicio.

No está por demás mencionar que tu fotógrafo también debe de tener disposición autentica por el servicio. Si un fotógrafo se jacta de ser bueno no es solo porque su portafolio está a la altura de los mejores, sino también porque es carismático, relajado y tiene la habilidad de inspirar confianza en sus clientes. Elige un fotógrafo que cuente con estas aptitudes.

4. Experiencia y habilidad para resolver problemas.

El precio que los clientes pagan no solo está basado en las fotos, el renombre del fotógrafo, el estilo o el paquete. También tiene que ver con la experiencia, habilidad y capacidad para resolver problemas. Que un fotógrafo cuente con equipo (cámaras y lentes) de respaldo es de gran importancia para poder garantizar que no tendrá problemas para capturar momentos que no se repetirán.

Cuando hables con tu fotógrafo no dudes en preguntar sobre su experiencia y cómo es que resolvería algún problema. Cada evento es único y tendrá diferentes retos logísticos (sobre todo las bodas) y el fotógrafo debe estar preparado para responder a alguna eventualidad. Esta es una razón por la cual las tarifas de un fotógrafo suelen ser más elevadas que de otros fotógrafos.

5. Cotizaciones y presupuesto.

Antes de que tu decisión esté a merced de las cotizaciones y el presupuesto piensa que las fotos y videos de tu evento son una de las pocas cosas que permanecerán como recuerdos perpetuos. Si es para ti una prioridad conservar esos momentos de la mejor manera posible, vale la pena invertir en las opciones que mejor se adapten a tus gustos. De lo contrario puedes arrepentirte de no haber elegido una mejor opción.

Además del talento y la experiencia, los fotógrafo y estudios hacen inversiones considerables para adquirir cámaras, lentes y accesorios de grado profesional. Estos ayudan a obtener mejores resultados que los equipos amateur y es un factor que determina que unas tarifas sean más elevadas que otras.

6. Calidad y servicio de inicio a fin.

Elijan el servicio que les dé una atención de calidad de inicio a fin. El fotógrafo o estudio debe de inspirar confianza y comprometerse a que entregarán todo lo que han prometido.

  Credito: Possing App

Credito: Possing App

7. Tiempos de espera.

La labor del fotógrafo y el camarógrafo no termina cuando termina la fiesta, eso es solo la mitad! Aún resta hacer el trabajo de post-producción. Este debe ser hecho de forma minuciosa, cuidando los detalles para lograr un resultado satisfactorio y uniforme que conserve el estilo y calidad de principio a fin. Esta labor puede llevarse varios días o incluso semanas en terminar (dependiendo de la carga de trabajo). Si es para ti importante recibir las fotos antes del tiempo acordado pregunta si existen alternativas de entrega prioritaria, sin embargo esto pudiera elevar el costo.

8. Sesión fotográfica.

En el caso de las parejas que se van a casar, es recomendable que hagan una sesión fotográfica antes de la boda pues es la única ocasión en la que se pueden captar momentos románticos en su preparación para el altar. Puedes hacer tu sesión en locación o en estudio pero ten presente que ambas opciones son muy diferentes. De nuevo su fotógrafo juega un papel importante aquí ya que él es quien te guiará para tomar la decisión que vaya de acuerdo a tus gustos. 

9. Cuidado con los servicios regalados.

Si tienes la fortuna de que alguien se comprometió a pagar por el servicio de fotos y video para tu evento, cuidado! Debes de asegurarte que el servicio que contraten sea de tu agrado y no el de ellos. Por lo regular los padrinos buscarán precio antes de calidad. Es preferible hablar con tus padrinos y pedirles que cooperen con la parte que puedan a que contraten un servicio que no cumplirá con tus expectativas.

10. Como posar.

Como cliente tal vez te preguntes como debes posar o que debes hacer al momento que se tomen tus fotógrafas, después de todo tu eres la/el protagonista. Es importante dejarte llevar y ser tal como eres en todo momento, conserva tu personalidad y autenticidad. Evita hacer cosas que no van contigo o sobre-actuar, de lo contrario la cámara lo verá y quedará plasmado en el resultado final. Simplemente se tú y déjate llevar. Al momento de posar tu fotógrafo juega el papel de director, él es quien tiene el ojo artístico y te guiará en el momento indicado tomando en cuenta tus gustos y expectativas. Repito, debe de guiarte, no imponer. Una herramienta que me resulta muy util al momento de dirigir a mis clientes para posar es la aplicación Posing App, checa la recomendación al final de esta página.

11. Photojournalism.

El fotógrafo es el responsable de buscar el momento y captarlo, eso es lo que distingue al Photojournalism, un estilo que narra un evento a través de imágenes auténticas y espontaneas. El fotógrafo también puede construir una escena en el momento adecuado, pero debe de ser hecho de forma mesurada y ágil para no interrumpir la fluidez del evento. Más allá de las fotos o el video, lo importante es que disfrutes tu evento.

Conclusión

Antes de tomar una decisión piensa en lo que quieres obtener y cuando puedes invertir para obtener lo que deseas. El fotógrafo no solo toma fotos, debe ser tu amigo, director y héroe al mismo tiempo. Disfruta cada momento y concéntrate en ti y en el día que estás viviendo y el resultado será el que esperas.

Te invito a ver mi portafolio de bodas y sesiones en las siguientes ligas: 

 · Bodas · Sesiones ·

Recomendación

Hoy hay muchas herramientas que ayudan al fotógrafo a guiar a sus clientes a posar. Una de mis favoritas es la siguiente pues muestra de forma sencilla y clara las bases de que deben hacer o evitar al momento de posar. Descárgala a tu celular y tal vez te pueda ayudar en el momento que debas posar.

 

Posing App.
Disponible para iOS y Android.

  Credito: Possing App

Credito: Possing App

 
 
Julio ZabreComment
La Medusa Juchiteca

Historias de Graciela Iturbide. 

"Hace mucho tiempo, creo que al rededor de la década de los 80, tuve un sueño. En ese sueño yo veía un hombre con un azadón que removía la tierra de donde salían muchos pájaros y repetidamente decía - En mi tierra sembrare pájaros.” 

  Mujer Angel

Mujer Angel

Graciela Iturbide inició su carrera como fotógrafa al final de la década de los 60. A pesar de sus composiciones fuertes y llenas de simbolismo donde las aves son uno de los protagonistas más comunes ella no se considera una artista surrealista. 

Estudió en la escuela de cinematografía donde conoció a Manuel Álvarez Bravo, mejor conocido como como el padrino de la fotografía en México. Graciela le pidió a Manuel si podía asistir a sus clases a lo cual Manuel muy cortésmente le contesto “Si, claro que puedes ser mi achichincle”, que en lengua Nahuatl significa ayudante. Para Graciela más que un maestro de fotografía Manuel fue un maestro de vida. El nunca le decía a Graciela si su trabajo era bueno o malo, sin embargo ella siempre sabia cuando si y cuando no complacía a su maestro. En palabras de Graciela el fue el maestro perfecto.

En la década del 1970 Graciela viajó a Dolores Hidalgo donde realizó un foto reportaje al que llamo Muerte en el Cementerio. Cuenta que pidio permiso para fotografiar a una familia que se dirigia al cementerio en donde se despedirían de su "angelito" que es como las personas del lugar llaman a los bebes que han fallecido.


En el trayecto el padre de la familia se detuvo abruptamente y dirigió su mirada atónita hacia Graciela. En el camino se encontraba el cadaver de un hombre que había sido parcialmente devorado por los pájaros que volaban sobre el lugar. Graciela cuenta que al ver esa escena sintió que la muerte le dijo "Basta!" y fue ahí donde dejó atrás su obsesión por fotografiar "angelitos" que adqurió después de haber perdido a su hija de 6 años a inicios de esa década.

  Pájaros de la Muerte

Pájaros de la Muerte

Graciela fue invitada a ser parte del grupo de fotógrafos que se encargarían de documentar las tradiciones de Juchitán, Oaxaca. Durante los primeros días Graciela se unió a las vendedoras de jitomates del mercado para poder ganar su confianza y amistad. Fue obra de la casualidad que Graciela se topo con Sobeida, mejor conocida como la Medusa Juchiteca. La transformación de la imagen a icono comenzó en la localidad cuando se celebró el aniversario de la fundación de la casa de la cultura, fundada por el Francisco Toledo. La imagen fue utilizada en los carteles que se elaboraron para celebrar la ocasión. Hoy en día la imagen tiene su representación en escultura y también da la bienvenida a los visitantes en los anuncios de la carretera. Incluso hay murales en otras partes del mundo representando la escena y hasta una marca de mezcal la utiliza a la Medusa Juchiteca en la etiqueta de sus botellas, una muestra de como una imagen puede abrirse camino por si sola. El nombre que Graciela le dio originalmente a esta fotografía fue “Nuestra señora de las Iguanas”. 

  Nuestra Señora de las Iguanas (La Medusa Juchiteca).

Nuestra Señora de las Iguanas (La Medusa Juchiteca).

The Mexican Suitcase

Historias de la guerra, re-descubiertas.

Muchas de las fotografías que se toman todos los días encuentran un lugar especial en las redes sociales y con ello viene su carga de jubilo. Mas allá del uso casual que le damos a nuestras fotografías hay ocasiones que las utilizamos como lo que verdaderamente son, un recordatorio de un momento especial. Entre más especial sea el momento mas valor adquiere la fotografía. En algunos casos su valor es tan alto que logran ocupar un espacio en la historia del mundo. El tiempo sin embargo es imparcial. En su andar surte su efecto sobre todo y en todos, personas y fotografías por igual. En algunos casos, sea o no importante, las personas o sus fotografías caen a un reservorio del que pocos logran escapar, el olvido. 

Robert Capa, Gerda Taro y David Seymour, fotógrafos conocidos por narrar las escenas bélicas de su época a travez de sus imágenes, son quienes contribuyeron a elaborar uno de los archivos fotográficos mas importas de la historia que se popularizo con el nombre de "The Mexican Suitcase" [La valija Mexicana] el cual almacenaba negativos fotográgficos tomados durante décadas de 1930, principalmente durante la Guerra Civil Española. 

Como fue que desapareció, como logró sobrevivir y como fue descubierta en la cuidad de México después de 70 años son cabos sueltos que rodea a la historia de esta valija. Parte de lo que se sabe es que Robert Capa [Endre Friedmann] tuvo que dejar su valija con los negativos en Paris mientras huía del rigor Nazi que se extendía por Europa a principios de la segunda guerra mundial. Robert dejó los negativos a cargo de Imre Weiss quien narra en una carta: 

- "Cuando los alemanes se acercaban a París, metí todos los negativos de Bob en una mochila y me la llevé en bicicleta a Burdeos para intentar embarcarla a México. Por la calle me encontré con un chileno y le pedí que llevara mis paquetes a su consulado para que no les pasara nada. El transeúnte accedió." -

La aparición de las tres cajas se produjo en 1995 en la cuidad de México después del fallecimiento del general mexicano Francisco Javier Aguilar González [1975] y pasaron a manos de Benjamín Tarver. El recibió las valijas de manos de su tía, amiga del general. Benjamín permaneció desinteresado y elusivo de las peticiones de entregar el material pero después de un tiempo accedió a presentarlo en el International Center of Photography, fundación creada por Cornell Capa [hermano de Robert] en diciembre de 2007. La noticia se comunicó oficialmente al año siguiente y se programaron distintas exposiciones de los mismos en Francia, España y otros países.

ICP_04675.jpg

Los fotógrafos de esta historia nunca supieron que su trabajo fue publicado, dieron sus vidas en los campos de batalla haciendo lo que les gustaba, tomar fotografías. 

  Robert Capa y Greda Taro

Robert Capa y Greda Taro

https://www.youtube.com/watch?v=KympSgVknO4
https://es.wikipedia.org/wiki/Valija_mexicana
https://www.icp.org/exhibitions/the-mexican-suitcase-traveling-exhibition

La Fotografía que se volvió Marca

En ocasiones hay campañas publicitarias que tiene un impacto prolongado. Sobrepasa su origen mercantil y se plasman como símbolos de una época. Incluso hay las que se posicionan como la cara nueva de una marca, cambian su rumbo o son imágenes adelantadas a su tiempo que rompen con las tendencias del momento. Su contenido es latente y se queda para recordamos un momento que ocurrió décadas atrás y aun así nos parecen más contemporáneas que distantes. En ocasiones y sin darnos cuenta vemos parodias o réplicas de nuevos artistas en dibujos, pinturas, videos o nuevas versiones con un enfoque distinto.

Blown Away Guy de Steve Steigman

Tal vez esta imagen no le sea familiar a las generaciones más jóvenes quienes no conocieron como era escuchar su música en cintas de casete compacto. El casete pertenece a una época en la que estábamos sujetos a sus limitantes y caprichos. Aquellos que coleccionaban su música en estas cintas buscaban tener un producto que garbara cada nota de la forma más fidedigna posible y es ahí donde entro esta publicidad

Lars Anderson fue el director de arte y Steve Steigman fue quien concibió la fotografía conocida como "Blown Away Guy" que sirvió para la campaña publicitaria de Hitachi Maxell en la revista Rolling Stone y se convirtió en un icono de la cultura Pop en la década de los 80. Como material publicitario el mensaje que contiene es directo, preciso y de inmediato alcanza el propósito para la que fue diseñada llevando adjunta la marca. En mi opinión una imagen que hizo de esta campaña un éxito. 

La imagen domina al espectador al primer vistazo y poco a poco revela sus detalles. El Martini que se derrama, la pantalla de la lámpara junto con su cordel, y la corbata ceden al impacto y acompañan al hombre que no aparta la mirada del estruendo que viene de frente. No revela su rostro por completo lo cual le da su sentir a la imagen. En el otro extremo del encuadre se mantiene inmóvil el equipo de audio JBL que parece pequeño en comparación con el efecto que causa en el resto de la escena. Efecto que se mantiene hasta hoy en día y trata de ser replicado por más de uno.

https://en.wikipedia.org/wiki/Hitachi_Maxell

​ To Adrian Rodriguez With Love

Interesante historia de cómo un ladrón cambio el rumbo artístico de la fotógrafa de Connecticut, Melanie Willhide.

Hoy damos por hecho que la fotografía digital es algo cotidiano, algo que cualquiera puede hacer y darlo a conocer en la web como en las redes sociales. Más allá de aquellos que quieren compartir sus momentos, están los fotógrafos que buscan la admiración por su trabajo.  Profesionales o no, creo que todos comparten el deseo de sobresalir en estos medios que día a día se inundan con mas imágenes. Muchos recurren a aplicaciones como Instagram que de forma instantánea cambian la perspectiva de una imagen ordinaria y tratan de transformarlo en algo más. No estoy en contra de su uso, sin embargo creo que con su uso desmedido distrae la atención de los espectadores que podrían pasar por alto algo que valdría la pena admirar por un momento. 

Qué pasa cuando la perspectiva que buscabas para tus fotografías llega sin esperarlo? Sin siquiera pedirlo? Estoy seguro que Melanie Willhide sintió miedo cuando la computadora donde almacenaba su último proyecto fue robada. Ella daba por perdido su trabajo, pero en realidad el ladrón, sin darse cuenta, estaba dando un nuevo rumbo al proyecto de Melanie con cada uso que el daba a la computadora que el ladrón suponía había borrado permanentemente.

Melanie trató de resucitar los datos originales después que le informaron que su computadora fue recuperada en el asiento trasero de un auto incautado. Para sorpresa de todos parte de los archivos fotográficos pudieron ser restaurados, pero no en la manera que Melanie esperaba. La esencia de su trabajo original seguía presente en las fotografías que pudieron ser rescatadas, pero el ladrón y el software de recuperación lograron dar un giro inesperado. El resultado fue titulado "To Adrian Rodriguez With Love".

www.vonlintel.com/Melanie-Willhide.html

Creo que este en un ejemplo de cómo podríamos sobrellevar una situación como la que vivió nuestra protagonista y tener la mente abierta a que el mundo tiene formas de llevarnos por un nuevo y mejor rumbo. Sabios aquellos quienes pueden sonreír a las complicaciones de la vida.

El Fotógrafo de la Muerte

Cuando la nota roja se vuelve arte.

Creo que es son pocas las personas que gustan de consumir los diarios de nota roja y las publicaciones que muestran gráficamente las tragedias cotidianas. Muchos no lo aceptamos pero cuando pasamos cerca de algún accidente la situación nos provoca curiosidad, necesitad por ver más a detalle.

Ciudad de México, Hotel Regis en el terremoto del 19 de septiembre de 1985.

Enrique Metinides inicio su carrera en la ciudad de México en la década de los cuarenta cuando su padre le regalo su primer cámara y una bolsa llena de rollos de film fotográfico. Que habrá llevado Enrique a interesarse por fotografiar los autos siniestrados y delincuentes recién capturados? Posiblemente fue su gusto por las películas de gánsteres. Cualquiera que fuera la razón Enrique se abrió paso por su cuenta el mundo de la fotografía periodística y la nota roja. Publicó su primera fotografía a los once años de edad y a los trece comenzó a trabajar para el periódico La Prensa, fe apodado “El Niño”.

A lo largo de su carrera de 50 años ha fotografiado miles de tragedias donde en la mayoría de los casos la sangre, los fierros retorcidos y pérdida de vidas protagonizo el encuadre. "Si pudiera juntar toda la gente muerta que he retratado creo que se haría una pila tan alta como el Popocatépetl”. dice Enrique. “No tienes idea de cuantos siniestros como estos hay todos los días. Antes el policía, el bombero eran nuestros compañeros, nuestros amigos. Hoy todo es diferente, te agreden, te empujan, procuran esconder lo que sucedió".

Por duro que pueda parecer su comentario, las fotografías de Enrique nos ofrecen una perspectiva diferente de una tragedia. Tal vez la sangre y el contenido gráfico de un accidente sea lo que más vende, pero sus fotografías nos muestran algo más. El captaba el rostro de la gente, aglomerada alrededor de los muertos y el fuego. Sus imágenes más allá de enfocarse en la muerte, muestran la perspectiva del mirón adentrándonos en la escena como si fuéramos uno más de ellos. Rostros atónitos se empapan del furor de la escena mientras el llanto y los lamentos se esparcen entre la multitud.

Los Mirones

Tal vez sea difícil reconocer el sentido artístico que estas imágenes ofrecen, pero el arte se trata de eso, de narrar de una forma única las situaciones cotidianas. La muerte es más cotidiana de lo que nos gusta aceptar.

Una joven mujer llora al lado del cuerpo de su prometido tras ser apuñalado por un par de delincuentes.