​ To Adrian Rodriguez With Love

Interesante historia de cómo un ladrón cambio el rumbo artístico de la fotógrafa de Connecticut, Melanie Willhide.

Hoy damos por hecho que la fotografía digital es algo cotidiano, algo que cualquiera puede hacer y darlo a conocer en la web como en las redes sociales. Más allá de aquellos que quieren compartir sus momentos, están los fotógrafos que buscan la admiración por su trabajo.  Profesionales o no, creo que todos comparten el deseo de sobresalir en estos medios que día a día se inundan con mas imágenes. Muchos recurren a aplicaciones como Instagram que de forma instantánea cambian la perspectiva de una imagen ordinaria y tratan de transformarlo en algo más. No estoy en contra de su uso, sin embargo creo que con su uso desmedido distrae la atención de los espectadores que podrían pasar por alto algo que valdría la pena admirar por un momento. 

Qué pasa cuando la perspectiva que buscabas para tus fotografías llega sin esperarlo? Sin siquiera pedirlo? Estoy seguro que Melanie Willhide sintió miedo cuando la computadora donde almacenaba su último proyecto fue robada. Ella daba por perdido su trabajo, pero en realidad el ladrón, sin darse cuenta, estaba dando un nuevo rumbo al proyecto de Melanie con cada uso que el daba a la computadora que el ladrón suponía había borrado permanentemente.

Melanie trató de resucitar los datos originales después que le informaron que su computadora fue recuperada en el asiento trasero de un auto incautado. Para sorpresa de todos parte de los archivos fotográficos pudieron ser restaurados, pero no en la manera que Melanie esperaba. La esencia de su trabajo original seguía presente en las fotografías que pudieron ser rescatadas, pero el ladrón y el software de recuperación lograron dar un giro inesperado. El resultado fue titulado "To Adrian Rodriguez With Love".

www.vonlintel.com/Melanie-Willhide.html

Creo que este en un ejemplo de cómo podríamos sobrellevar una situación como la que vivió nuestra protagonista y tener la mente abierta a que el mundo tiene formas de llevarnos por un nuevo y mejor rumbo. Sabios aquellos quienes pueden sonreír a las complicaciones de la vida.